Limpieza General

Introducción:

En muchas ocasiones intentamos silenciar a nuestros monstruos, encerrarlos y guardarlos en algún lugar recóndito en el que creemos que no volveremos a verlos. Pero ellos permanecen ahí, se unen y se acumulan haciéndose cada vez más y más fuertes siendo la única solución posible el enfrentarse a ellos, comprenderlos e intentar saber qué hacen con nosotros y en qué nos influyen. Es lo verdaderamente efectivo para superar nuestros miedos y no el acumularlos o el guardarlos en los rincones dónde nunca miramos.

En este relato he vuelto al tono humorístico, que llevaba tanto tiempo sin usar, ya que el reir es un gran paso para la aceptación de uno mismo y poder superar así a todos esos monstruos que nos acechan y buscan mermarnos y hacernos más pequeños en nuestro día a día. Espero que os guste y, como siempre, estaré agradecido de compartir opiniones y comentarios:

Limpieza General

— Disculpe señor, ¿sabía usted que está guardando sus monstruos en el armario?

La pregunta me cogió totalmente desprevenido. No esperaba que aquella señora más ancha que alta, de brazos rechonchos que eran atraídos hacia el suelo como si fueran puentes colgantes y  de sonrisa amarillenta hubiera conseguido encontrar mis monstruos tan fácilmente.

— Lo peor  de que se escondan ahí es que se pegan a la ropa y  luego dejan un olor horrible, algo así como a cerrado, ¿no se ha dado usted nunca cuenta de lo mucho que le apestan los jerséis? —Continuó aquella mujer sin esperar siquiera a que le respondiera—.  Puedes poner bolas de naftalina, echar pulverizadores, espráis desinfectantes,…, pero no hay manera de que se vayan, siguen ahí desprendiendo ese tufo a inseguridad,  a complejo de Peter Pan, a  inferioridad,…, y no es por nada, pero a usted no le falta ni uno, parece que se ha dedicado toda su vida a coleccionarlos y a guardarlos todos ahí, entre el cajón de los calcetines y el de las camisas limpias, y como soy una mujer de educación tradicional, no quiero decirle nada del complejo que tiene guardado en el cajón de la ropa interior pero tranquilo, ese será un secreto profesional que quedará entre usted y yo.

— Oiga —le repliqué esta vez con el rostro enrojecido con una mezcla entre vergüenza e ira—. ¿No puede dedicarse a limpiarme las ventanas como todas las señoras de la limpieza y dejar de husmear entre mis psicopatías?

— ¡Por supuesto que no! —Me gritó elevando la voz de tal forma que vi como hasta mis monstruos se asustaron resguardándose en lo más profundo del armario —. Soy toda una profesional y si me ha contratado como limpiadora pienso airearle el hogar hasta que quede totalmente impoluto, libre de ácaros y de complejos, ese es mi lema.

Se dirigió al balcón, abrió las ventanas de par en par y escoba en ristre como si de un arma afilada se tratara se colocó en la puerta del armario.

— Venga, iros pitando de aquí, que os quiero fuera en menos de dos minutos, y nada de esconderse bajo la alfombra o escabullirse entre los cojines del sofá que conozco todos vuestros escondrijos.

Todos y cada uno de mis monstruos comenzaron a salir cabizbajos en un extraño desfile de seres deformes de cabezas gigantes y extremidades asimétricas. Algunos eran muy pequeñitos y  andaban dando saltos como si, de alguna manera, quisieran llamar la atención; otros, ladeaban la cabeza evitando ser vistos, hasta el punto que uno de ellos se chocó contra la cama en su intento de  huir por el balcón. Y así, uno a uno, se marcharon de casa dejando en la habitación un aroma de seguridad en mí mismo que nunca había llegado a sentir.

— Y no se preocupe de que vuelvan, al pasar he visto el tamaño desmesurado del coche de su vecino  y creo que con él sus complejos van a encontrar un hogar por mucho tiempo.

Aquella señora de escoba en ristre y pañuelo morado en la cabeza se fue con un fuerte apretón de manos  que acompañó de un guiño a modo de despedida. Cerré la puerta tras de ella y fui hacia al armario para asegurarme de que no había quedado complejo alguno escondido entre los rincones. No había más que ropa limpia, aireada  y fresca  que estaba  libre de polvo, suciedad y complejos.  Pero  cuando iba a marcharme me sorprendió ver  que, donde antes se escondían mis miedos,  había ahora una tarjeta del mismo color morado que el pañuelo de aquella señora en la que se podía leer:

“Si limpio de monstruos quiere estar,  la televisión debe dejar,  sentarse a leer un libro cada ocho horas y un paseo diario matinal parándose de vez en cuando a reflexionar. Siguiendo estas instrucciones y, con alguna limpieza general, en menos que canta un fauno, feliz y contento estará.”

Fer Alvarado

23 comentarios en “Limpieza General

    • ¡Muchas gracias! Lo cierto es que vendría genial una señora así que nos echara una mano y nos quitara todos los miedos en un segundo, creo que esa empresa tendría mucho, mucho éxito. Pero si encuentro a alguien que haga este trabajo prometo compartir el teléfono sí o sí. Muchas gracias por leerme y comentar Aurora, un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Pienso igual, hay gente que puede ayudarnos a ver la luz en momentos complicados, que nos da un empujón y nos pueden apoyar pero si nosotros no queremos salir o no nos proponemos hacerlo va a ser muy dificil que consigamos hacerlo. Al final todo depende de uno mismo. Gracias por tu comentario y por tu interesante reflexión.

        Me gusta

  1. Me alegra ver que afrontas tus miedos con humor, es un gran paso.. me encanta y me ha divertido la verdad, me encanta que la gente cuelgue cosas diferentes y no siempre intenté hacerlo todo perfecto y estructurado pues sólo muestra rigidez y estancamiento. Jaja me a encantado en serio.. un saludo y cuídate mucho.. ánimo con tus monstruos…. 💋💋💋

    Le gusta a 1 persona

    • El sentido del humor creo que es una de las mejores armas que se tienen para combatir miedos, complejos y luchar en el día a día. Además es gratuito, fomenta la creatividad y la rapidez mental, así que todo lo que es hy conlleva se pueden considerars ventajas jaja.
      Y por lo que demás que comentas opina igual que tú, creo que es importante variar y escribir lo que va apeteciendo en cada momento. No somos iguales en todos los los momentos de nuestra vida así que una escritura personal también significa cambiar algo el estilo dependiendo del estado de ánimo. Muchísimas gracias por leer y comentar siempre, te mando un gran abrazo y espero que te esté yendo todo genial en estos días raros.

      Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Limpieza General – licconsuegra

    • Muchas gracias, me alegra mucho que mi relato te haya sacado una sonrisa. Creo que el humor siempre es necesario para vencer a todos los monstruos y además viene genial también para invitar a pensar. Un gran saludo y muchísimas gracias por leerme y comentar.

      Le gusta a 1 persona

  3. Está muy cerca de realizarse tu idea, vaya mundo en el que nos han metido, aquí los que tienen dni pares pueden salir 1 hora los Sábados y los impares 1 hora el domingo, miro los árboles y creo que me los proyectan, aunque camino en plazas reales se nos hizo la virtualidad demasiado pronto. Adoro tus monstruos ante la inhumana realidad que triunfen sobre ella tu imaginación y todos tus monstruos encantadores que canten.
    Hermoso final.
    Besos y un gran abrazo desde Argentina 😁 más vale tomarse todo con humor 🙌

    Le gusta a 1 persona

    • Estamos llegando a un punto en el que cualquier distopía conocida se queda corta ante la realidad que nos envuelve. Al menos creo que esta situación nos puede ayudar a los que nos gusta ver de verdad a apreciar lo que teníamos y lo que podemos volver a tener en breve y que, por desgracia, dábamos por sentado como es el ver los árboles o pasear entre libros.

      Aquí en España no andan las cosas mucho mejor y parece que, poco a poco, la “nueva normalidad” se va acercando.

      Espero que pronto puedas ver los árboles, los parques y los bosques de manera real a tu vida en particular y a toda Argentina en general.
      Muchísimas gracias por leerme, por tus palabras y tu comentario, te mando mucha fuerza, besos y un abrazo desde España y que viva siempre el humor que es el gran arma que ni en tiempos de crisis nos abandona.

      Le gusta a 1 persona

  4. Estupendo relato, Fernando, has parido con tu ingenio a la heroína de los antihéroes. Qué bien nos vendría contratar este servicio de limpieza. La inscripción de la tarjeta morada es buen comienzo. Fue un placer, colega, un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias Javier, este relato está creado también por tu ingenio ya que tus escritos me han influido enormemente así que las gracias son dobles, por tus palabras y por tu trabajo. Si algún día encuentro algún servicio de limpieza similar que sea totalmente eficiente prometo informar y no guardarme el número para mí jaja. Un gran abrazo!

      Me gusta

    • Muchas gracias. Me apetecía hacer algo distinto a lo que suelo hacer, despejarme, ironizar un poco y hacer algo divertido. Y si me dices que te divertiste leyendo me alegra mucho porque sacar una sonrisa era mi intención final. Un gran saludo y gracias por comentar.

      Me gusta

    • Muchas gracias Elia, creo que tendemos a acumular miedos e inseguridades pero el sentido del humor puede ser un gran arma para hacerlos más pequeñitos y así poder vencerlos. Gracias por pasarte a leer mis relatos, siempre es un placer verte por aquí. Espero que tengas un feliz día y sobre que sea libre de monstruos, un gran saludo.

      Me gusta

    • Muchísimas gracias Joselyn. De verdad que me alegra que te haya sacado alguna sonrisa que con este relato era mi intención desde el principio y si encima se conseguimos controlar a nuestros monstruos y sacarlos de casa, mejor que mejor 😊. Un gran saludo y muchas gracias por leer y comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s